Entrevista:«LOS NIHILISTAS BUSCAN DESHACERSE DE LA TOTALIDAD DE LA CULTURA».

Por Hernán Urbina Joiro
Especial para Revista
Humanidad Ahora. N° 8. Año 2. (Octubre-Diciembre de 2016)
Publicación trimestral

Entrevista al psiquiatra y escritor doctor Álvaro Rodríguez Gama, uno de los más connotados psiquiatras de Colombia, miembro de número de la Academia Nacional de Medicina de Colombia y miembro de la Academia Colombiana de la Lengua. Con este hombre de letras y conocedor de la mente humana conversamos sobre el significante actual del término nihilismo y de las motivaciones que tendría el nihilista para ejecutar el mal y lo siniestro.

 HA: ¿Qué ha hecho que la sociedad contemporánea pareciera hoy más nihilista que en el siglo XIX; muchas veces, como si no quisiera avanzar?

Diversos sectores de la población se encuentran al margen del progreso de la cultura, la técnica, la política y las posibilidades de ocupación y distracciones modernas y entonces al sentirse excluidos y decepcionados con la nueva civilización, quieren acabar con todos los conceptos, conductas y valores contemporáneos. Por demás ,existe una guerra ideológica, a veces larvada y otras veces explícita, entre la ciencia y la religión, que hace que mucha gente dude de los postulados de unos y de otros, aumentando las ideas de que nada vale la pena de ser vivido.

HA: ¿Estamos paralizados o familiarizados con el nihilismo contemporáneo?

No hay una comprensión clara en muchas personas sobre lo que es el nihilismo contemporáneo, sucede que en general frente a creencias extremas, la sociedad actual, que en su mayor parte está compuesta de personas pacíficas, conformistas y hedonistas, no tiene buena capacidad de reacción. Otro aspecto de la vida moderna que puede aumentar actitudes nihilistas, se relaciona con la cada vez más frecuente saturación de objetos, medios de comunicación y un exceso de experiencias vitales que a mucha personas les llevan a un aburrimiento existencial a partir de la cual no desean conocer ni vivir nada más de la cultura en que viven.

HA: ¿Es posible describir rasgos particulares de la mente de un nihilista?

En general, son personas depresivas, pesimistas, desilusionadas y resentidas, que debido a que han atravesado muchísimas situaciones de sufrimiento, desengaño, explotación y marginación, o porque han sido adoctrinadas por personas anarquistas y nihilistas, no quieren creer en ningún valor moral religioso, estatal, cultural.

El nihilista atraviesa muchísimas situaciones de sufrimiento, desengaño, explotación y marginación o  han sido adoctrinadas por personas anarquistas y nihilistas, por lo que no quieren creer en ningún valor moral religioso, estatal, cultural.


HA: ¿Qué experiencia personal o cercana ha tenido que nos ayude a comprender sus actuaciones?

En el tratamiento de centenares de pacientes que tienen diversos grados de desilusión existencial, he encontrado una falta de armonía vital que les lleva a sentirse aburridos de numerosas situaciones humanas, varios han atravesado situaciones en las que es común encontrar dosis de falsas apariencias, engaños, falsedades y utilización de valores culturales, técnicos, científicos que diversos grupos se han aprovechado para mantener en sometimiento y explotación a muchas personas, lo cual provoca que los valores extraordinarios de la cultura se desacrediten y los nihilistas busquen deshacerse de la totalidad de los postulados de la cultura.

HA: ¿Sufriría el nihilista de lo que Freud nombro por pulsión de muerte?

Una de las bases que le ha dado fuerza al nihilismo es que, en general, en el universo y la naturaleza todos los seres y elementos terminan destruyéndose y por ello en la naturaleza humana existen componentes psicológicos que preparan para la muerte; no es exactamente que el ser humano desee morirse, sino que su existencia siempre termina en la muerte, por lo cual en cada persona hay una preparación biológica y, además, ideas, temores y fantasías respecto a ella, pero en el nihilista esto se vuelve extremo y por eso son uno de los grupos humanos donde ocurren con mayor frecuencia actos de suicidio.

La saturación de medios y experiencias vitales
hoy lleva comunmente al aburrieminto vital

HA: ¿Podríamos estar ante una humanidad que sufre de los embates de cierto estrés postraumático por el apogeo del terror que se comunica de inmediato, en los últimos 25 años?

La vida moderna es exigente y estresante, cualquier ser humano moderno está sometido a miles de estímulos y necesidades de manera continua, los tiempos de preparación, elaboración, vivencia y evaluación de todas las conductas humanas se han acortado vertiginosamente y además las personas se enteran de manera inmediata de todo tipo de noticias buenas y malas de todas partes del mundo y, en especial, las que son muy atemorizantes, impactan continuamente la mente humana, dejando múltiples conmociones y preocupaciones.

HA: Citando de nuevo a Freud ¿Qué hay para la humanidad ahora sobre el porvenir de la esperanza?

La esperanza es parte fundamental de la existencia humana, sin ella no existirían el deseo de vivir y de progresar, careceríamos de ilusiones y de planes y en el momento de enfrentar las situaciones difíciles de la existencia no habría fuerzas ni resignaciones posibles. La humanidad sigue avanzando en todos los campos y cada vez se abren más las fronteras del conocimiento y del universo y los aspectos positivos de la civilización valen la pena de ser vividos de manera profunda y va en aumento la proporción de seres humanos que tienen un mayor acceso a los bienes físicos y espirituales.

La esperanza es parte fundamental
de la existencia.
Los aspectos positivos de la civilización
valen la pena ser vividos profundamente